Puedes evitarlo,

poniendo los dos lazos y los dos extremos en el Stropy®.