Cierre el Stropy®

¡Ahora los cordones se bloquean!!!