Saque el cordón del primer ojal (da igual el lado). Introduzca el cordón por el orificio del STROPY®, con el cierre hacia fuera. Vuelva a introducir el cordón por el ojal como al principio (eso le permitirá desatar los cordones sin perder el STROPY®).